Buscar:

Los alumnos de grado medio y superior de Gainberri han vivido una semana de intercambio de experiencias en Cataluña, con sus homólogos de la Escola Ginebró, centro educativo con amplia trayectoria en formación profesional deportiva.

Un total de 49 estudiantes de Gainberri se han desplazado en autobús a la localidad barcelonesa de Llinars del Vallès, con una primera parada en PortAventura. Un vez llegados a Ginebró, los futuros técnicos han realizado un intercambio de experiencias con actividades físicodeportivas, lúdicas y de tiempo libre organizadas por los alumnos de TECO, TSEAS y TSAF del centro catalán. Durante la estancia, se han alojado en una casa rural de la zona, con tiendas de campaña.

En Guía en el Medio Natural y de Tiempo Libre, los alumnos de Ginebró han guiado a los estudiantes de grado medio de Gainberri por entornos naturales del Montseny, con conducciones a pie y en BTT. También les han preparado una sesión introductoria de escalada en el rocódromo del centro, como previa de la asignatura que en el centro tolosarra se trabajará en segundo curso.

En Acondicionamiento Físico, se ha organizado una Convención de Fitness y Wellness, que los alumnos han estado preparando durante el curso en la asignatura de proyectos. La Convención ha incluido la dinamización de varias actividades como crossfit, bodypump, zumba, pilates, una charla de nutrición, etc.

Por su parte, los alumnos de Enseñanza y Animación Sociodeportiva han organizado y participado en un interciclos de pádel, handbol y voleibol, con 3 torneos de forma paralela.

Finalmente, el último día del intercambio se ha realizado una actividad grupal con todos los alumnos de grado medio y superior de Gainberri y Ginebró, que han disputado un torneo de voleibol playa en Mataró.

Arnau Artigas, coordinador académico de Gainberri hace balance: Ha sido muy enriquecedor para todos, alumnos y docentes. Primero, por la parte de convivencia e intercambio de diferentes experiencias, pero también porque nuestros alumnos se han puesto en la piel de cliente reales, y por lo tanto han visto de primera mano la repercusión real de su futuro trabajo como técnicos. Para nosotros es básico potenciar este tipo de proyectos de aprendizaje-servicio, y la formación vivencial.

El próximo curso, serán nuestros alumnos de Gainberri los que acogerán a los compañeros catalanes. Asi pues, nos tocará trabajar duro para organizar y coordinar el intercambio y todas las actividades. Creemos que será una gran oportunidad para que nuestros alumnos ejerzan de técnicos y pongan en práctica todas las competencias adquiridas durante los dos años de ciclo.